El secreto de Doña Manolita

Viernes 22 de Diciembre de 2017.- El Gordo y el segundo premio del Sorteo de Navidad 2017 han caído en la famosa administración de loterías de Madrid

“Este Sorteo de Navidad hemos repartido como mínimo 11 millones de euros”, proclamaba la gerente de Doña Manolita, Concha Corona, ante decenas de reporteros de televisión y radio. Ella, que es responsable de esta administración desde “hace más de 20 años”, afirma que este es un día histórico para el negocio, un suceso que ella no recordaba que hubiera ocurrido antes: “No conozco a una administración que haya dado décimos del Gordo, del segundo y, para colmo, de cinco quintos”, afirmaba, con las lágrimas saltadas, entre charcos de champán y confeti, tras la continua celebración de un premio detrás de otro.

No fallaba. Cada vez que los niños y niñas de San Ildefonso cantaban uno de los premios, a los pocos segundos las trabajadoras de la administración de Doña Manolita empezaban a saltar de alegría. Tras el cristal de seguridad que separa a las empleadas de la marabunta de periodistas, las trabajadoras se abrazaban y se hacían, temblorosas, selfis con los carteles que imprimían con los números premiados. “En los seis años que llevo aquí es la primera vez que toca el Gordo, ha sido muy emocionante”, contaba Lidia, una de las empleadas más jóvenes de una plantilla de unas 30 personas.

Las loteras no saben a ciencia cierta cuánto dinero han repartido: calculan que al menos dos series del Gordo, otras tantas del segundo premio y no han hecho ninguna estimación de los quintos. Tampoco preveían que lo fueran a hacer este viernes. En cuanto ha terminado el Sorteo Extraordinario de Navidad han cerrado la administración para ir a celebrarlo. “Mañana volveremos para repartir más premios”, ha afirmado Corona. Hasta entonces no se harán las cuentas.

Doña Manolita fue fundada en 1904 y lleva desde 2011 en la calle del Carmen, 22. Es una de las vías peatonales con más tránsito de Madrid, que conecta la Puerta del Sol con la plaza del Callao. Cientos de caminantes se han parado al escuchar el griterío proveniente de la administración, pero la barrera de cámaras de televisión les impedía a la mayoría ver el interior. En la otra acera unos manifestantes: un grupo de vigilantes de seguridad de Metro de Madrid se quejaban de que llevan “meses sin cobrar”. Hoy sabían dónde ir para reclamar la atención: el día de la Lotería de Navidad todos los ojos están puestos en Doña Manolita. Y entre loteras, reporteros, curiosos y manifestantes quedaba un hueco para aquellos que asomaban la cabeza para atizar a los más ilusionados: “Analfabetos, que es pura estadística”, vociferó un hombre de avanzada edad, antes de continuar su paseo.

“Pero ¿qué tiene Doña Manolita que otras administraciones no tengan?”, preguntaba un reportero dicharachero a la gestora. “Es el don”, repetía ella una y otra vez. A pesar de que, según Corona, los números más comprado por sus clientes son los terminados en 5, 7 y 13, los premiados acaban en 4 y 8. “Cuando dicen: Es que Doña Manolita vende mucho. Totalmente de acuerdo. Pero, ¿cuántos premios son? ¿13? ¿Y cuántos damos? ¿12? ¿11? El don está aquí, creedme”, sostenía convencida la lotera, quien tiene muy claro cuál es el secreto de su éxito: “El decálogo que nos dejó la propia Doña Manolita”, afirma. Se refiere a la fundadora, Manuela de Pablo, que falleció en los años cincuenta. “Nunca damos cifras, porque da mala suerte… Fue una de las cosas que nos dijo y yo lo llevo a rajatabla”. Ahí está el gran secreto… en su volumen de ventas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*