Tragedia en Puebla; crece incertidumbre

Martes 25 de diciembre de 2018.

El clima de incertidumbre que se vive en el país desde el arribo de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República empeoró en víspera de Navidad, especialmente para los poblanos, con la trágica muerte de la gobernadora de esa entidad, Martha Érika Alonso, además de la de su esposo, el senador Rafael Moreno Valle.

Ambos viajaban en un helicóptero rentado, matrícula XA-NBO, con plan de vuelo Triángulo, Puebla a Radio Puebla, que cayó y se incendió en un campo de cultivo en el municipio de Coronango, acompañados por el piloto Marco Tavera, el copiloto Roberto Coppe y Héctor Baltazar Mendoza, asistente del senador, quienes también perdieron la vida.

Inmediatamente después de conocerse la fatal noticia comenzaron a surgir  especulaciones en torno al accidente aéreo que cegó la vida de quien apenas cumplía 10 días en el cargo y de su esposo, el senador panista que en algún momento soñó con ser Presidente de México.

Desde ese momento, dentro y fuera de las redes sociales, Luis Miguel Barbosa Huerta, acérrimo rival de Érika Alonso en la elección por la gubernatura, fue blanco de todo tipo de acusaciones, amén de la pugna electoral y post electoral que protagonizó contra la primera mujer en gobernar –en alianza con el PRD y Movimiento Ciudadano- el estado de Puebla.

Ante la lluvia de imputaciones, y luego de externar sus condolencias, el ex candidato a gobernador de Morena expresó en un mensaje de Twitter que, “el fallecimiento de la gobernadora Martha Erika Alonso y del senador Rafael Moreno Valle, es una tragedia humana, que a nadie se le desea, estamos impactados y de luto, mi pésame y condolencias a familiares y seres queridos no es el momento de hacer ninguna especulación”.

También en redes sociales el presidente López Obrador, quien luego del conflicto Alonso-Barbosa asegurara que no visitaría Puebla “… por la situación que prevalece (porque) no sería prudente”, externó su pésame a las familias de los fallecidos, y agregó que como autoridad, en contraste con lo dicho días atrás, asumía el compromiso de investigar las causas y “decir la verdad sobre lo sucedido, actuar en consecuencia”.

Sin embargo llamó la atención que en conferencia de prensa con Alfonso Durazo Montaño, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, señalara que después de la resolución del TEPJF, en la que se declararon válidos los comicios en Puebla y la elección de Alonso como gobernadora, se convino “dejar atrás la contienda electoral”, con lo que se esperaba una próxima visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la entidad.

Por otra parte, Durazo Montaño aseguró que el gobierno de López Obrador actuará con transparencia en las investigaciones sobre el accidente ocurrido a las 14:40 horas de este lunes, 10 minutos después de despegar de un helipuerto en la ciudad de Puebla, en el que fallecieron la gobernadora y el senador.

A su vez, Maximiliano Cortazar, adelantó que conforme a la ley, el secretario General de Gobierno, Jesús Rodríguez Almeida, asumirá como encargado de despacho del gobernador de Puebla.

Agregó que el Congreso convocará a elecciones en un lapso no menor a tres meses y no mayor a cinco, contados a partir de la publicación de la convocatoria a los que unos ya apuntan a Barbosa y otros lo descalifican.

Cortazar dijo además que el gobierno de Puebla exige la conducción de “una investigación transparente, imparcial e independiente que, conforme a las mejores prácticas internacionales, esclarezca sin el menor margen de duda, la situación que llevó a la pérdida de la vida de todos los tripulantes del helicóptero. En este trabajo se exige también la asistencia internacional que brinde la mayor certidumbre a sus conclusiones”.

Asimismo informó que la Fiscalía del Estado abrió una carpeta de investigación para realizar las indagatorias conforme al ámbito de sus responsabilidades. En ellas, se solicitará la participación de peritos profesionales y agencias especializadas en este tipo de hechos, así como la coadyuvancia de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes Federal, y de la Fiscalía General de la República.

Mientras la lluvia de declaraciones, acusaciones y especulaciones surgían a raudales, peritos en el lugar del accidente realizaban su labor y los cuerpos de los cinco fallecidos eran trasladados a la ciudad de Puebla para su total identificación.

Opinión Leonardo Ramírez – Pulso Político

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*