Nuevo llamado a la reconciliación

Sábado 29 de diciembre de 2018.- Al salir en defensa del gobernador de Coahuila, quien en la presentación ayer del Programa Integral de Desarrollo para la Laguna en el Teatro Nazas de dicha entidad, recibió una fuerte rechifla de parte de los asistentes al evento, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a hacer otros de sus llamados al respeto y a la reconciliación “para sacar adelante a México”, pues dijo, “ya se acabaron las campañas”.

Aunque su llamado fue bien recibido en varios sectores, también causó incredulidad ya que, para muchos, quien suele atizar las hogueras es el propio tabasqueño, como lo hiciera hace algunos unos días cuando en redes sociales se especulara sobre la responsabilidad de su administración en el accidente aéreo donde murieron la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y el senador Rafael Moreno Valle.

Como se recuerda, Obrador aseveró que su ausencia en los funerales de la gobernadora y el senador obedeció al ambiente “mezquino” creado exprofeso por “los conservadores de siempre” a quienes se refirió como “neofascistas”, aunque  luego modificó términos y reconoció que “que quizá no debió utilizar esa expresión y debió decir que son tiempos de canallas”.

Ayer en Torreón, en una más de sus facetas mediadoras, dijo que “tenemos que reconciliarnos para sacar adelante a La Laguna, Durango, Coahuila y a México, basta de gritos y sombrerazos”, expresó el Presidente ante los gobernadores de dichas entidades, Miguel Ángel Riquelme y José Rosas Aispuro, respectivamente, en el marco del evento donde también llamó a actuar de manera fraterna para ayudar al bienestar de los ciudadanos.

“Nada de gritos y sombrerazos. ¿Hacemos ese compromiso? Entonces sí, que empiece el programa”, dijo López Obrador a los asistentes que minutos antes habían abucheado al gobernador Riquelme.

Ya en su discurso el presidente reiteró la necesidad de dejar atrás las confrontaciones surgidas a raíz de las campañas políticas y llamó a no ver al contrario como enemigo.

“Yo fui opositor durante muchos años, pero muchos años. Y nunca usé el muera el PRI o Muera el PAN, nunca. No me gusta eso. Vamos a enfrentarnos en buena lid, no a vernos como enemigos”, insistió el presidente.

No es la primera vez que el Presidente hace un llamado a la reconciliación, a evitar la confrontación, no hacer guerra sucia, mostrar decencia y no aparentar aunque, quiera o no reconocerlo, es él quien en muchas ocasiones no se mide en sus declaraciones.

En la opinión de Leonardo Ramírez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*