Charrros de Jalisco se coronan en la Liga Mexicana del Pacífico

Martes 29 de enero de 2019.- Charros de Jalisco se coronó Campeón de la Liga Mexicana del Pacífico al ganar el sexto juego de la serie sobre los Yaquis de Ciudad Obregón por pizarra de 11-1 en el Parque “Charros Panamericano” de Zapopan.

La franquicia, que llegó a la capital jalisciense hace cinco años, rompió una maldición que arrastraba desde hace décadas al perder dos finales antes de su mudanza a Jalisco.

Charros se impuso en la serie por el título tras perder en Sonora el tercer duelo con una remontada de siete carreras. Posteriormente, Charros ganó tres encuentros en fila para consagrarse como el próximo representante del beisbol mexicano en la Serie del Caribe a jugarse en Panamá.

La quinta entrada resultó la del título para Charros de Jalisco. Los Caporales anotaron nueve carreras y en esa fue en la que Charros doblegó a palos a dos lanzadores.

En la tercera entrada, cayó la primer rayita para Charros. Dariel Álvarez conectó una línea a los jardines e impulsó a Alonzo Harris a la registradora que rompió el cero. La respuesta llegó enseguida por la novena obregonense. Marco Tovar no pudo controlar a los bates del visitante y se llenaron las bases.

Gracias a un elevado de sacrificio de Íker Franco, impulsó a Yefri Pérez para anotar la del empate para los sonorenses. Otra vez, Charros contestó. Con hombres en los senderos, Alonzo Harris conectó un ‘podrido’ que fue alcanzado por el lanzador Yoanner Negrin.

Este tiró para el hombre en la intermedia y tardó en reaccionar para pisar la almohadilla, Gabriel Gutiérrez llegó para safe y Agustín Murillo anotó la segunda para los locales. Pese a que Yaquis retó la jugada, los umpires la decretaron como hombre embasado. Los ‘Bigotones’ ampliaron la ventaja en ese quinto rollo en el que se escribió la historia a favor de los jaliscienses.

Para Yaquis, llegó la fatídica entrada y se escribió la historia. Con casa llena y sin outs, Agustín Murillo conectó un elevado por jardín derecho para mandar a Dariel Álvarez por el plato. Un doblete de Stephen Cardullo con dirección al jardín izquierdo impulsó a Japhet Amador y Henry Urrutia y obligó a Ciudad Obregón a cambiar de lanzador y sentenció a Yoanner Negrin para dejar su lugar al relevista Jesús Anguamea en la lomita.

Sin embargo, no contaba con que se le llenaría la casa de nuevo. Esto lo aprovechó Amadeo Zazueta para otro doblete impulsor que aprovecharon Agustín Murillo y Stephen Cardullo pintando la sexta y séptima carrera, respectivamente. Manny Rodríguez conectó otro sencillo que mandó a Gabriel Gutiérrez a anotar la octava. Dariel Álvarez cerró la cuenta con broche de oro. Un homerun productor de tres carreras puso la pizarra final

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*