Consumo de azúcar desmedido, factor principal para contraer enfermedades

Miércoles 30 de enero de 2019.- La Fundación ADM-IAP alertó que hasta el día de hoy, el sector salud del país ha ignorado el combate al verdadero “archienemigo” de los dientes, del cuerpo y de la salud en general: el azúcar.

Durante la inauguración, el viernes 25 de enero, del foro “Nutrición, el eslabón perdido en la prevención de la caries”, organizado por la Fundación ADM IAP y la Asociación Dental Mexicana, el presidente de la Fundación ADM, Jaime Edelson Tishman llamó la atención de que mientras se han gastado miles de recursos económicos y humanos en obturar muelas, sanar encías y restaurar piezas dentales (en tanto que otras áreas de la medicina hacen lo propio en sus especialidades), el sector salud del país ha ignorado el avance constante y desmedido del consumo de azúcar y sus efectos negativos en la salud de la población mexicana.

Describió que en términos prácticos la vida del hombre se resume en nacer, consumir mucha azúcar, sufrir caries, desarrollar obesidad y padecer diabetes. En este contexto, destacó la lucha de la Federación Dental Internacional (FDI) por incidir en que los gobiernos incluyan a las enfermedades bucales en la lista de las enfermedades no comunicables y en general a aquellas que giran alrededor del azúcar.

Del mismo lado, lado la presidente de la Asociación Dental Mexicana (ADM) Laura Díaz Guzmán, subrayó que el consumo de azúcares ha repercutido no sólo en la salud bucal de los mexicanos sino en su salud en general: el alto consumo de azúcar y una inadecuada higiene dental es una combinación que termina afectando la nutrición de las personas. Explicó: “una persona con padecimientos bucodentales (falta de dientes, por ejemplo) terminará modificando su dieta haciendo de lado proteínas difíciles de masticar y optará por otros alimentos que lo satisfagan pero que no lo nutran, generalmente alimentos altamente procesados; en consecuencia su nutrición será mala o nula”.

Por su parte, el profesor de la Escuela de Medicina Dental de la Universidad Estatal de Nueva York, Michael Glick, abundó que la definición de salud bucal tiene que entenderse como una concepción multifacética que incluye la capacidad de hablar, sonreír, oler, tener gusto, masticar, deglutir, e incluso besar y concebir expresiones orales con confianza, sin dolor, sin molestia y sin ninguna enfermedad que afecte el conjunto cráneo-facial. Incluso, fue más allá al advertir que la salud oral es un concepto dinámico que va cambiando con el tiempo.

Finalmente, el director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo Unna, recordó que el 70% del consumo de azúcar de los mexicanos proviene de bebidas azucaradas. Esto es una situación alarmante toda vez que datos de la Organización Mundial de la Salud recomiendan un consumo de 5 cucharadas de azúcar para preservar la salud de la cavidad bucal. En este contexto, lamentó Calvillo, no es de extrañar que el exceso de azúcar consumida por un organismo comience a manifestarse con las caries y de ahí se derive a la diabetes, el edentulismo (pérdida de dientes) y finalmente las enfermedades cardiovasculares.

Al foro asistieron representantes de todo el gremio odontológico en México como la Dra. Elba Rosa Leyva Huerta, Directora de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de México (FO-UNAM); el Dr. Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE), y el Sr. Ayub Safar Boueri, representante de la Agrupación Mexicana de la Industria y Comercio Dental (AMIC-Dental), entre otros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*