Para los hombres buenos en mi vida

Viernes 01 de febrero de 2019.

Como una ávida feminista, hay una frase que resalta en el 90 por ciento de las conversaciones que tengo acerca del machismo/violencia de género/feminicidios, y esa es “no todos los hombres somos así, somos más los buenos”, y en verdad es algo que me brinca, porque, ¿en verdad son más los hombres buenos que los malos? y si es así, ¿por qué somos uno de los países con más feminicidios en el mundo?

Antes que todo, me gustaría dejar en claro que la noción de “buen hombre”, la cual se nos ha enseñado, como muchas otras, en este patriarcado, es un concepto creado, medido y avalado por los hombres. Es falso y es algo que debe de cambiar. Ahora debemos ser las mujeres las que consideramos lo que es un buen hombre y lo que simplemente es un ciudadano cumpliendo con sus obligaciones básicas. Porque, lamento romperles su burbuja, el que no sean unos asesinos, violadores, machistas, violentos, enfermos y agresores sexuales, no los hace buenos hombres, los hace seres humano decentes, nada mas eso.

Si tú te consideras un buen hombre, de los que respeta a las mujeres, que las “cuida” (de otros hombres) y que le duele todo esto que está pasando en el país –y en el mundo–, te quiero dar algunos tips para ser un mejor hombre y no nada más un ser humano decente.

1. Toma responsabilidad. Las mujeres no nos estamos matando solitas, compañero. La mayoría de las personas en México, hemos sido educadas en una sociedad patriarcal y machista. En el momento que aceptemos que todos tenemos un poco, o un mucho de machismo en nosotros, podremos cambiarlo y tratar de ser mejores personas.

Algunos ejemplos:

–Cuando una mujer te diga que algo es machista, créele.

–Siempre hazte esta pregunta: “esto que estoy haciendo, ¿lo haría con o por cualquier persona o solo porque es una mujer?”.

–Deja de pensar que las mujeres te debemos algo, si una mujer te dice que no, en verdad significa no, deja de insistir, deja de molestar.

–Aprende a expresar tus emociones. ¿Sabes por qué los hombres se suicidan más que las mujeres? Porque tienen unas cargas sociales enormes y no saben lidiar y expresar sus sentimientos y emociones. Una de las grandes razones por las cuales los hombres hacen tanta atrocidad es porque nadie les enseñó a controlar y canalizar de manera correcta el enojo, la ira, los celos, etcétera.

Deja de embriagar a mujeres. Probablemente tú no lo hagas, mínimo lo espero, pero sabes y permites que tus amigos lo hagan. El tener que embriagar o drogar a una persona para que tenga relaciones contigo, además de patético, es una violación.

2. Acepta tu privilegio. Hay diferentes tipos de privilegios en este mundo, el nacer con un pene entre las piernas es uno de los más grandes. Nacimos en una sociedad patriarcal que protege, premia y beneficia a las personas nacidas con pene. El tener esta concesión, no quiere decir que no tengas otros problemas o desventajas en tu vida, simplemente que tu sexo no es uno de ellos. Las mujeres debemos aprender desde pequeñas cuál es nuestro lugar en el mundo, cómo cuidarnos y comportarnos para que no nos falten al respeto. Que las agresiones por parte de los niños, son muestras de cariño. Que las niñas y los niños jugamos a cosas diferentes, etcétera, la lista puede seguir, por lo tanto, en el momento que aceptes tu privilegio, lo puedes usar para el beneficio de los demás.

Las mujeres podemos hacer de todo para tratar de dar un mensaje, y por más impactante y frustrante que sea, no es recibido de la misma manera si un hombre lo dice, con esto no quiero decir que debes interrumpir o mansplainear a una mujer, sino que, en tus espacios masculinos, uses ese privilegio para apoyar el movimiento. Lee, infórmate, busca, pregunta y habla acerca de la violencia de género. No trates de ser el centro de atención dentro del feminismo, pero vuélvete un aliado que entiende y quiere cambiar las cosas.

3. Deja de culpar a la mujer. Las mujeres estamos hartas de tanta solución banal. Ni un toque de queda, ni un silbato, ni una app de ayuda, ni unas pulseritas moradas, ni un esmalte de uñas que cambia de color, van a cambiar el hecho de que los hombres nos están atacando. Tenemos que cambiar la idea de que la mujer es la que debe de cambiar para protegerse, nosotras no somos las del problema, los hombres son los que nos están violando, matando y agrediendo, así que deja de culpar a tantas víctimas. En el momento en el que empecemos a cambiar los encabezados de “mujer fue violada en el metro” a “un hombre violó a una mujer en el metro”, y cuando los hombres empiecen a tomar la responsabilidad que les toca, es cuando todo esto puede empezar a cambiar. Y exactamente en este punto es cuando los hombres dicen “Pero no todos los hombres somos así” y se deslindan de la responsabilidad. Si llegaste hasta aquí y pensaste “yo no soy así”, te pido que vuelvas a leer los puntos anteriores hasta que te quede claro)

4. Deja de cosificar a la mujer. Dejemos algo muy claro, las mujeres no debemos de ser respetadas/cuidadas porque somos la hija/sobrina/hermana/mamá/tía/novia/esposa de un hombre. Somos seres humanos que merecemos y exigimos respeto. Este concepto es muy difícil de entender para muchas personas, pero es muy importante dejar de ver a la mujer como algo que te sirve para X o Y. No existimos para ser tus novias/esposas, no estamos para hacerte el quehacer, ni somos tu juguete y fantasía sexual, no nacimos para ser madres y si somos madres, no vivimos exclusivamente para nuestros hijos. Dejen de ver pornografía donde se sodomiza, viola, somete y abusa de la mujer. Somos seres humanos, iguales que los hombres, con sueños, metas, emociones, placeres, etcétera. Deja de idealizar y objetizar a la mujer. Somos seres humanos.

5. Alza la voz. Ya que tomaste responsabilidad, aceptaste tu privilegio, humanizaste a la mujer y dejaste de culparlas de provocar las agresiones hechas por hombres, te pido que alces la voz. Las cosas no van a cambiar si no cambian desde adentro. Pon un alto a las conversaciones machistas entre hombres, deja de solaparlos. ¿Cómo saber si es machista?

–se habla de la mujer como un objeto.

–se invita a no respetar la decisión de una mujer.

–se juzga a una mujer por vivir su sexualidad.

–evidentemente, se invita a no respetar o violentar a una mujer.

Aprendamos, en verdad, a ser mejores seres humanos, el país se está llenando de cuerpos de mujeres que murieron por este machismo, nos están secuestrando, violando, golpeando, matando.

No basta con decir “soy un buen hombre, yo no golpeo, yo no violo, yo no mato”. Hombres, no merecen un premio por tener la mínima decencia. Hagan más, en verdad nos están matando.

Opinión – Sol Hernández – @SolHG1

Vía @julioastillero

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*