La CNDH aboga a favor de las estancias infantiles

Miércoles 13 de febrero de 2019.- Cinco días después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador comunicara que los recursos destinados para estancias infantiles se entregarán directamente a los padres de familia y no a las guarderías ni a intermediarios, ayer la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), a través de un comunicado, expresó su preocupación y alertó por el impacto que tendrá esta medida en los derechos de niñas y niños y sus familias, por el recorte presupuestal de casi 50 por ciento al “Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras y Padres Solos”.

El ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, dirigió esta inquietud mediante un documento al diputado Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara baja; al secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Manuel Urzúa Macías, y a la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, a quienes exhortó a observar los mandatos constitucionales, la Convención sobre los Derechos del Niño y la Recomendación General para evaluar el recorte a las estancias infantiles.

La CNDH refirió que este recorte presupuestal para las estancias infantiles podría restringir el derecho a la educación y estimulación temprana de los menores que necesitan de ese beneficio, así como limitar su forma de vida, que debe ser en condiciones de bienestar y un sano desarrollo integral.

La Comisión señala que el ajuste presupuestal por más de 2 mil millones de pesos informado por el gobierno federal, podría provocar que las madres y padres afectados busquen otras opciones para el cuidado de sus hijas e hijos durante su jornada laboral, derivando en un gasto familiar imprevisto que impacte en sus medios de subsistencia, o bien, ante la falta de redes de apoyo familiar, por lo que es probable que las madres y padres trabajadores se vean forzados a dejar a sus hijas e hijos con personas sin preparación para su cuidado, lo cual constituye un riesgo para su integridad y seguridad.

La CNDH también refirió que el recorte para las estancias infantiles también puede representar una medida que abra más las brechas de desigualdad de género en el país, ya que las trabajadoras podrían verse obligadas a renunciar a su empleo para asumir el cuidado de sus hijos, en detrimento de la igualdad sustantiva, acceso al empleo y a la independencia económica.

Este organismo enfatiza la necesidad de que las autoridades aclaren si las transferencias económicas directas a las familias resultan pertinentes y viables para garantizar los derechos de los niñas y niños en primera infancia, considerando que, dados los altos índices de pobreza y vulnerabilidad social, es probable que los apoyos económicos que eventualmente se entreguen, sean destinados a cubrir otras necesidades básicas y no a garantizar los derechos de la niñez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*