Connect with us

Opinión

¿En serio vamos muy bien, requetebién?

Published

on

Sábado 04 de mayo de 2019

Esa declaración del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, respecto a que la economía “va muy bien, requetebién” debió de haber dejado perplejos a varios sectores de la sociedad pues todas las proyecciones del Banco de México y de calificadoras confirman, que el Producto Interno Bruto en el primer trimestre del año quedó en 0.2 por ciento.

 El jefe del Ejecutivo comparó este decrecimiento con el que hubo en el primer trimestre del sexenio del ex Presidente de la República, Ernesto Zedillo Ponce de León, que fue de 7%, pero la diferencia con éste último es que fue producto de la crisis económica surgida a finales de 1994, conocida como “el error de diciembre”, es decir, no habría punto de comparación porque en este primer trimestre de 2019 no hubo algún tipo de crisis económica.

Este decrecimiento ha sido producto de las medidas aplicadas por este nuevo gobierno en el sentido de que el consumo está contraído, por ejemplo, y de que las inversiones están detenidas, ambas, por la incertidumbre de qué es lo que vendrá. En el caso del consumidor, no le apuesta a contratar algún crédito pues no sabe si el día de mañana se quede sin empleo y no haya forma de pagarlo.

El haber despedido personal de dependencias federales sin la indemnización constitucional correspondiente y el que el sueldo les haya sido disminuidos a quienes hoy continúan laborando en el gobierno, han tenido como consecuencia que las personas no salgan a consumir en los comercios y que hayan modificado sus patrones de consumo y eso afecta a la economía.

En el caso de las inversiones, las empresas están actuando cautelosamente porque no tienen la certidumbre de apostarle a algún proyecto y que después vaya haber alguna cancelación, tal y como sucedió con el Nuevo Aeropuerto Internacional de México y los costos que ello conlleva. Esta es una de las razones por lo que el país no está creciendo porque cuando no hay inversión en un país, no hay generación de empleos y por ende el crecimiento es nulo.

Y que se diga que el país va a crecer al 4% anual en promedio es solamente un buen deseo, porque no hay visos de que eso pueda suceder y, menos, cuando la Organización para la Cooperación y Desarrollo(OCDE) ajustó el crecimiento del país a la baja para pasar de un 2% a 1.6%. Hasta ahora, el Banco de México refrendó sus perspectivas de crecimiento para el 2019 en 1.5%; para 2020 lo ajusta de 1.90% a 1.77% y para los próximos 10 años el promedio será de 2.2%.

Es por ello que no se ve por dónde el país pueda crecer en los porcentajes que señala el jefe del Ejecutivo pues le está apostando a ello con el Sistema Aeroportuario-que comprende los aeropuertos de Santa Lucía, Ciudad de México y Toluca-, la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, que son proyectos de los que hasta ahora no se les ve viabilidad y, menos, cuando en este último se disparó el costo previsto para estudios, de 120 a 970 millones de pesos.

El país debe crecer para generar bienestar en sus ciudadanos, pero no solamente los ajustes que se hacen en el gobierno federal inciden para que no haya crecimiento, sino que también la violencia e inseguridad tienen que ver con eso, pero el decir que las cosas mejorarán en seis meses en estas materias es algo difícil de creer cuando todos los días hay decenas de ejecutados a lo largo y ancho del país, además de que todos aquellos que son víctimas de la delincuencia no organizada.

El pronóstico de crecimiento del país para el primer trimestre de 2019 era el esperado y seguramente el del segundo trimestre será más o menos igual o quizá se acentúe más pues los ciudadanos ya lo están resintiendo en sus bolsillos porque el precio de los combustibles sigue aumentando y ello impacta en los precios de todos los productos.

Y el que los ciudadanos sean cautelosos en no tomar créditos por la incertidumbre de que puedan quedarse sin trabajo está impactando también para que el país no crezca y la economía se encuentre estancada, pero lo que más sorprende es que el no crecimiento de este trimestre se compare con un trimestre como fue el del Zedillo cuando ocurrió una de las peores crisis económicas de las que se tenga memoria.

Quizá López Obrador como cualquiera de sus antecesores difícilmente podría aceptar que la economía no está bien, pero es él, quién junto con su equipo económico quienes deberían de velar porque al país le vaya bien, pero eso de decir que “vamos muy bien, requetebién” habría que analizarlo profundamente.

Opinión – Benito Gaytán

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Sus lacayos timan al Presidente

Published

on

By

Martes 05 de nov. 2019.

Aunque atizó el calumnioso linchamiento de uno de los hijos del ex presidente Felipe Calderón, del diputado federal Juan Carlos Romero Hicks y del ex secretario de Educación Aurelio Nuño, el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo el acierto de poner en duda el informe cibernético que le presentó el sospechosista individuo del bisoñé negro azabache que, teniendo a su cargo la Unidad de Información, Infraestructura, Informática y Vinculación Tecnológica de la Secretaría federal de Seguridad y el sistema de información criminal (Plataforma México) del Estado mexicano, descargó sus apetitos morbosos (cuasi pornográficos), dándose tiempo para hurgar en el ciberespacio (la delincuencia puede esperar) y descubrir que la madriza en redes a la prensa prostituta, sicaria y corrupta proviene de gente de carne y hueso, que de manera espontánea condena a los medios de información que no alaban al Presidente, mientras quienes lo critican operan granjas de bots asociados a los “conservadores” y “adversarios” de la cuarta transformación.

El físico Alejandro Mendoza Álvarez es el sujeto del tupé (con peinado que en la alfombra roja de los Óscar 2019 marcó tendencia: la mayoría de las estrellas “tenían algo en común en sus estilos: dividirse el pelo con la raya en medio, sin importar la forma de su rostro o el largo de su pelo”, registró InStyle). Un hombre alto y de aspecto sepulcral que, con el apoyo de gráficas, “demostró” lo mayoritario y auténtico del repudio a los periodistas y sus casas de trabajo frente a lo reducido y artificioso de las críticas a la gestión gubernamental.

Al salir del clóset del servilismo, este “servidor público” terminó así su exposición: “Del análisis de redes de vínculos se encontró que las granjas de bots que corresponden a 26 por ciento se identificó una cuenta mother, mother bot, que es la cuenta origen asociada a @tumbaburros, cuya identidad corresponde a Jett Scott Szeszko. Se observó una importante actividad de lo que se conoce como Child Bots o nodos de Aurelio Nuño Mayer, Juan Carlos Romero Hicks y Luis Calderón Zavala. Es cuanto, Presidente”.

Pero el aludido, explicablemente, algo sucio detectó: “Si es cierto, porque esta es una versión, habría que revisar bien, pero imagínense que fuese cierto que Nuño esté metido en esto, que fue secretario de Educación Pública. De ser cierto, pues sería una muestra de que estábamos en manos de inmorales, estábamos por los suelos; pero por eso que se aclare…”.

O sea: el propio López Obrador sospecha que le rinden informes turbios; que le dan “versiones” no necesariamente ciertas.

Y un chiste idiota con final de pastelazo: Ricardo Peralta, el subsecretario de Gobernación que apoya la violación de la Constitución en el gandalla gobierno de Baja California y que quiso arreglarse con los narcoparamilitares de Tamaulipas y Michoacán, sugiere se incluya en el delito de terrorismo “difundir notas hirientes…”.

¡Jajaja! Pero ah, qué pinche miedo…

Continue Reading

Opinión

Trascendió Puebla

Published

on

By

Martes 05 de nov. 2019

QUE el secretario de Educación Pública estatal, Melitón Lozano, presentó su “renuncia” al cargo, y se sumara a la lista de los cambios prematuros en el gabinete del gobierno del estado, y ha trascendido que hicieron lo mismo, de renunciar, el Oficial Mayor y el Director General de la SEP.

La primera versión que recorrió los pasillos de la SEP y de Casa Aguayo es que el titular de la SEP federal, Esteban Moctezuma, se había quejado con el gobernador por los problemas generados por el mal desempeño de Lozano; y la segunda, una salida digna, que renunciaba a la SEP porque no notificó al Congreso de la ampliación de la licencia como alcalde, y debería retomar el cargo.

QUE son los senadores Ricardo Monreal y Alejandro Armenta Mier los promotores de la rebeldía del alcalde de Tehuacán, Felipe Patjane Martínez, quienes se han convertido en el alter ego del edil del amor, quienes le indican las líneas a seguir para confrontar al titular del Ejecutivo estatal.

En perjuicio de la gobernabilidad del municipio y de los habitantes de la ciudad de Tehuacán, el presidente municipal no hace pie en el Palacio Municipal, luego de destituir a los funcionarios barbosistas. Ayer los regidores del G-8 liderado por Víctor Cannan se encerraron a piedra y lodo en sesión de Cabildo sin el alcalde, para asumir el control del ayuntamiento.

QUE la organización Antorcha Campesina de Aquiles Córdova Morán ha desplegado una intensa promoción de su próximo evento masivo con motivo del aniversario de la fundación, festejo con lectura política dirigido a la 4T, que con el apoyo del gobierno o sin él, AC goza de cabal salud.

El 10 de noviembre a las 7 am, de manera simultánea en los estadios Cuauhtémoc y Hermanos Serdán de la Unidad Deportiva de la ciudad capital, el antorchismo dará una demostración de fuerza al anunciar una concentración de 150 mil militantes.

QUE el Observatorio de Salarios de la Universidad Iberoamericana Puebla considera que el incremento al salario mínimo general para 2020 debería ser de entre 27 y 30%, esto constituiría un punto de partida sólido para la recuperación del salario en los años venideros, y proponen incluir los salarios mínimos profesionales.

Continue Reading

Opinión

Eso de que “bajó el huachicol” es un cuento… aquí están los datos reales

Published

on

By

Martes 05 de nov. 2019

La primera vez que lo publiqué fue en mayo. Han pasado cinco meses y el gobierno no ha sido capaz de desmentirlo porque está basado en cifras oficiales. Más aún, los datos que durante estos meses siguieron emitiendo las autoridades, confirman la hipótesis: eso de que bajó el huachicol es un discurso político; en realidad, el huachicol no ha bajado.

Va la demostración con las cifras actualizadas. El presidente dijo que cuando entró al gobierno los huachicoleros se robaban 58 mil barriles diarios de combustible.

Tras su estrategia que generó desabasto en enero, presumió que logró bajar el huachicol 94%. Lo repite seguido.

Si hacemos la cuenta, esto quiere decir que ya sólo se roban 3 mil barriles diarios (se dejaron de robar 55 mil barriles de gasolina y diésel cada día)

Si se dejaron de robar esos barriles, Pemex tendría que haber aumentado sus ventas o las empresas privadas que comercializan combustible tendrían que haber subido sus ventas. Porque la gente sigue necesitando el combustible, y si ya no lo consigue con los huachicoleros, lo tiene que conseguir de manera legal.

Eso no ha sucedido.

Antes de la implementación de la estrategia antihuachicol, Pemex vendía 1 millón 15 mil barriles diarios de gasolina y diésel. Fue el promedio en el último trimestre de 2018.

Si ya no hay huachicol, ese número debió haber subido 55 mil barriles (los que ya no venden los huachicoleros) y alcanzar 1 millón 70 mil barriles diarios.

Pero no. De hecho, las ventas de Pemex no sólo no aumentaron, sino que bajaron. En los primeros nueve meses de este año, Pemex ha vendido en promedio 987 mil barriles diarios. Esto es 83 mil barriles MENOS que en el mismo periodo de 2018.

Esto significa algo más grave: en realidad el huachicol no ha bajado, sino que ha subido, y en vez de ser de 58 mil barriles diarios ya es de 25 mil barriles más, es decir, 43% más.

Pero demos el beneficio de la duda. Vamos a pensar que el presidente no nos está engañando. ¿Qué otras explicaciones podrían existir a que haya bajado el huachicol y no hayan aumentado las ventas de Pemex?

1.- La primera es que haya subido el precio de la gasolina. Y no ha subido. O ha subido muy poquito. No para explicar un faltante así. Además, la gasolina tiene lo que en Economía se conoce como demanda inelástica, o sea que es tan indispensable que se compra, aunque suba de precio.

2.- Hay nulo crecimiento del PIB. Todos sabemos que la economía está estancada. A lo mejor por eso se consumen menos combustibles. Pero no. De entrada, porque el crecimiento anda en cero. Eso confirmaría que al menos se debe consumir la misma cantidad de combustibles. No es como que se haya desplomado. Entonces eso no es.

3.- Si se comprara menos gasolina, se vería en el Producto Interno Bruto, y no se ve. Es decir, la economía tendría que estar cayendo más de 10% para que esta fuera la explicación y afortunadamente, no hay esa crisis.

4.- ¿Habrá menos coches? No. Según el Inegi, hay 560 mil vehículos más en que en diciembre de 2018, antes de que se supone se acabara el huachicol.

5.- ¿La gente usa menos el coche? No hay ninguna evidencia de eso. Basta ver la contaminación.

6.- ¿Hay menos gasolineras? Tampoco. La cifra se mantiene estable en alrededor de 12 mil.

7.- ¿Hay exceso de inventarios en las gasolinerías? Tampoco, porque la capacidad de almacenamiento es limitada (tres días en promedio, algunos cinco días), y sí los usan. Siete teorías. Todas desechadas.

8.- Pues entonces sólo que las que estén aumentando sus ventas sean las empresas privadas que ya pueden importar combustible por la reforma energética, y ya tienen sus gasolineras y toda la cosa. Tendrían que haber aumentado las ventas de estas empresas privadas en 83 mil barriles diarios. Pero no pasa. Según un estudio de la Comisión Federal de Competencia Económica de enero de este año, aunque 75 marcas distintas a Pemex venden gasolina al consumidor, Pemex abastece el 94% de ese combustible, es decir, las extranjeras sólo tienen una participación de 6% en el mercado. Tendrían que haber duplicado su negocio y estar vendiendo alrededor de 138 mil barriles al día, cuando en realidad están vendiendo sólo cerca de 60 mil barriles.

Eso se puede comprobar también por el lado de la oferta de combustibles: la oferta nacional de gasolina y diésel es la suma de lo que produce Pemex, lo que importa Pemex y lo que importan las empresas privadas (porque no pueden producir). En los primeros nueve meses de este año Pemex produjo más o menos lo mismo que en los primeros nueve meses del año pasado. O sea que Pemex no ha aumentado su producción. Tampoco ha aumentado sus importaciones. De acuerdo con las Estadísticas Petroleras que publica PEMEX cada mes, en los primeros nueve meses de 2018 se importaron en promedio 833 mil barriles al día de gasolinas y diésel. Sin embargo, al revisar el mismo intervalo de este 2019 resulta que las importaciones de gasolinas y diésel fueron de sólo 707 mil barriles diarios. O sea, no sólo no aumentaron las importaciones, sino que bajaron 126 mil barriles diarios.

Entonces si no subió la producción de Pemex, si no subieron las importaciones de Pemex, si se supone que ya no hay huachicol, pues las empresas privadas tuvieron que haber aumentado sus importaciones como en 126 mil barriles. Y tampoco. La Secretaría de Energía en fechas recientes dio a conocer el Prontuario Estadístico de Petrolíferos que realiza con información del SAT. Muestra que entre enero y septiembre de 2018, y el mismo periodo de 2019, las compañías privadas aumentaron sus importaciones en 79 mil barriles diarios. Si esta cifra fuera cierta, seguirían estando perdidos 47 mil barriles diarios. Es decir, que en el super mejor de los casos, el huachicol no habría bajado 95% como sostiene el presidente, sino sólo 20%. Pero eso ya es como con ganas de echarle la mano.

Lo que es cierto es que eso de que el huachicol está prácticamente eliminado es un cuento. Y si no basta ver un dato brutal: según los datos oficiales de Pemex, el número de piquetes a sus ductos ha bajado… 6%. ¿O sea que el huachicol bajó 95% pero los ductos perforados para ordeñar sólo bajaron 6%? ¿Qué lógica tiene esto? Ninguna. La única lógica es que el huachicol sigue ahí. Y alguien nos quiere ver la cara.

Continue Reading

Destacado